TABACO Y SALUD BUCODENTAL: LA AMENAZA SILENCIOSA

El daño que provoca el humo del tabaco en la salud de tu boca va más allá del conocido efecto de manchar los dientes y de la halitosis, su verdadera y mayor amenaza es silenciosa y no se ve: el tabaquismo está estrechamente relacionado con la enfermedad periodontal, provocando la pérdida de dientes y es, junto con el alcohol, la principal causa del cáncer oral. Además, es uno de los factores más importantes que provocan el fracaso de los implantes dentales.

El humo de los cigarrillos está compuesto por unos 4.000 constituyentes que son farmacológicamente tóxicos, mutagénicos y cancerígenos.

Nuestra boca es una de las localizaciones donde más se manifiestan sus efectos, ya que constituye una puerta de entrada obligada en el organismo.

Sabemos que los fumadores tienen mayores niveles de bacterias patógenas en la boca y presentan una disminución de las defensas de la encía frente al ataque bacteriano, lo que se asocia con un aumento de las posibilidades de sufrir una infección periodontal. La encía del fumador recibe menos aporte sanguíneo y de oxígeno, a la vez que disminuyen sus mecanismos defensivos contra las bacterias de la placa bacteriana, lo que provoca que estas bacterias dañinas produzcan una mayor destrucción de los tejidos que soportan al diente.

Como dentistas, debemos advertir a un paciente fumador que tiene tres veces más riesgo de sufrir periodontitis y de que su diagnóstico se retrase, puesto que la enfermedad periodontal suele estar enmascarada en los fumadores, al ser menos frecuente y patente uno de los signos de alarma que llevan a muchas personas a consultar a su dentista: el sangrado de encías. Si eres fumador no hay que confiarse, tus encías pueden estar enfermas, aunque no sangren.

Además, el tabaco hace que la respuesta al tratamiento periodontal sea mucho peor. De hecho, la mayor parte de los pacientes que no responden adecuadamente a los tratamientos periodontales son fumadores, y la tasa de fracaso de los implantes dentales es dos veces superior entre la población fumadora.

Por todo esto, desde nuestra clínica dental te animamos a que reduzcas tu consumo de tabaco ¡por el bien de tus encías!

>