fbpx
LA VERDAD SOBRE EL BLANQUEAMIENTO DENTAL

En los últimos años se ha incrementado la demanda de consultas relacionadas con el blanqueamiento dental en las clínicas dentales. Pero, ¿en qué consiste exactamente esta técnica?, ¿cómo afecta a nuestros dientes? Hoy intentaremos resolver todas vuestras dudas.

La técnica del blanqueamiento consiste en aplicar productos, como el peróxido de hidrógeno y el peróxido de carbamida, que son capaces de penetrar en el diente utilizando su estructura para alcanzar las zonas del diente más oscuras.

Algunos de nuestros pacientes pueden pensar que someter a los dientes a un tratamiento de este tipo puede dañar el esmalte, pero esto es falso. El blanqueamiento profesional es un proceso absolutamente seguro y fiable, siempre y cuando este supervisado por un dentista. Si queremos aclarar el color de la sonrisa se deberían descartar los productos que se compran y aplican sin supervisión, ya que lo que van a provocar es erosión o abrasión desgastando el esmalte del diente superficialmente, pero no va a blanquearlo debido a que no actúa a nivel de la dentina, que es el tejido más interno y donde reside el color del diente.

Cualquier producto no suministrado por un dentista puede suponer un riesgo importante e irreversible para los dientes, empeorando incluso cualquier patología ya existente.

Los blanqueamientos dentales no son dolorosos, sin embargo, es normal percibir un aumento temporal de la sensibilidad en los dientes al ingerir productos fríos, calientes o ácidos, pero siempre de un modo reversible. En estos casos, es importante que el blanqueamiento sea personalizado mediante un estudio previo, teniendo en cuenta los hábitos del paciente y su estructura dental, y ajustando la pauta de aplicación en las diferentes revisiones.

Otra duda que nos suelen manifestar nuestros pacientes en la clínica es cuánto dura el efecto del blanqueamiento. Pues bien, si el tratamiento lo hace un experto el resultado puede permanecer durante más de 5 años. No obstante, si por algún motivo el blanco conseguido se atenúa o pierde viveza es muy sencillo recuperarlo, sería suficiente con realizar una limpieza dental profesional seguida de la aplicación del gel blanqueador como dosis de recuerdo, de esta forma se recupera el tono logrado muy fácilmente. Por tanto, un blanqueamiento dental bien planificado y realizado en óptimas condiciones funcionará siempre, aunque debemos tener presente que el grado de aclaramiento varía según el caso y, en ocasiones, es necesario controlar productos que pueden alterar el color del diente, como el café, el té, el vino tinto, el tabaco, bebidas coloreadas…

Por todo esto, desde nuestra clínica dental te animamos a que reduzcas tu consumo de tabaco ¡por el bien de tus encías!

>