Los Cordales

Masterclass Digital Smile Design.
Curso Online inmpartido en el Knotgroup Dental Institute

Cordales o muelas cordales, son términos desconocidos para la mayoría, pero si cambiamos este término por el de muelas del juicio, seguro que la cosa cambia.

Para muchas personas, la erupción de las muelas del juicio, está muy relacionada con la aparición de dolor. Sin embargo, en la mayor parte de casos, la aparición de los cordales no conlleva complicación alguna.

En la actualidad, estas piezas dentales, no son indispensables y se puede vivir perfectamente con o sin ellas. De algún modo, podemos describirlas como una reminiscencia del pasado. Un cambio en el proceso evolutivo respecto a nuestros antepasados, que necesitaban una mandíbula más grande, con más dientes, para alimentarse de carne cruda.

¿Cuándo se recomienda extraer los cordales?

Los cordales no suelen emerger si no existe suficiente espacio en la boca para ubicarse y en caso de lo hagan, tampoco es necesario proceder a su extracción siempre. Únicamente si crecen de forma transversal por no disponer del espacio necesario entre las piezas dentales contiguas, se debe intervenir y retirar el propio cordal y realizar un tratamiento de ortodoncia.

¿Cómo se extraen los cordales?

Previamente a proceder a la extracción de las muelas del juicio, se deben dar unos pasos que consigan evitar complicaciones, tanto durante la cirugía, como en el postoperatorio.

Realizar radiografías `para comprobar el estado, el número y la posición del cordal y de los dientes de alrededor.
Se valora, en función del paciente, la posibilidad de una sedación parcial de la boca y la aceptación de determinados medicamentos, como antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos, que se van a emplear en el postoperatorio.

Durante el postoperatorio cualquier paciente al que se le hayan extraído los cordales debe recordar los siguientes consejos:

No debe cepillarse los dientes, ni enjuagarse. El simple gesto de escupir puede hacer que salten los puntos de sutura.
Durante las dos horas siguientes a la extracción del cordal, el paciente se deberá aplicar hielo para evitar la inflamación.
Deberá evitar los alimentos calientes o duros. Es mejor ingerir alimentos lo más fríos posible, para ayudar a la cicatrización y a reducir la inflamación de la encía
Evitar fumar durante al menos dos días, ya que se puede provocar una grave infección.

>